Sigmund Freud estableció de qué extraña manera la sexualidad determina al ser humano: su pulsión ya no es el instinto sexual heteronormado de los psiquiatras de entonces. Con su sorprendente enunciado "No hay relación sexual" y las fórmulas de la sexuación que lo sostienen , Jacques Lacan intervino en  ese embrollo entre lógica y sexos inventando un nuevo  operador, un notodo, que indica la incompletud de la cosa sexual. Guy Le Gaufey estudia en este libro por qué tales fórmulas no resultan legibles sino con respecto a coerciones formales propias de la enseñanza de Lacan, sobre todo la invención de un "objeto parcial" sin precedentes en el psicoanálisis. De esa misma parcialidad deriva el armazón lógico de las fórmulas de la sexuación , es decir, un valor  de la proposición particular explícitamente dejado de lado por Aristóteles y toda la tradición lógica clásica.

Waldhuter, La Librería
Av. Santa Fe 1685 - Bs. As - Argentina
Tel.: (54-11) 48126685
hola@waldhuter.com.ar