La popularidad de María Magdalena ha ido creciendo a lo largo de los siglos hasta hacerse omnipresente hoy día; sin embargo, esta mujer aparece en los Evangelios canónicos sólo en dos momentos de la vida de Jesucristo con un total de apenas doce menciones de su nombre en toda la Biblia. De esos dos momentos, sólo uno se refiere al acontecer diario de Jesús; las once citas restantes se agrupan alrededor de su muerte; siete de ellas con respecto a la cruz y el sepulcro y cuatro a la resurrección.

Compárese esta escasez de referencias bíblicas con los dos millones cuatrocientas cincuenta mil artículos que sobre ella aparecen hoy día en los buscadores electrónicos Google, Yahoo, Cuil, etc. y que van en constante aumento. Podría decirse sin lugar a dudas que esta mujer, de la que tan poco se sabe, se ha convertido en uno de los grandes temas actuales. Una anécdota personal ilustraría muy bien esta afirmación: Tenía yo sobre mi escritorio el manuscrito inicial de este trabajo, cuando una estudiante recién salida casi de la escuela secundaria lo ve y me dice: “Ah, María Magdalena; yo escribí sobre ella mi monografía de graduación en mi escuela”. Es decir que, a los 18 años de edad, en una escuela no religiosa, hay quien escribe sobre María Magdalena. Le pregunté por qué había elegido ese tema y me respondió: “Es que la admiro por el impacto que ella siempre ha causado en mí: una mujer tan decidida y fiel y por otra parte tan vilmente calumniada”. El que quedó “impactado” fui yo.

A pesar de la escasez de citas bíblicas relacionadas con María Magdalena, ella es la que tiene mayor cantidad de referencias entre todos los otros personajes que pueblan el Nuevo Testamento después de Jesús, junto con la madre, la virgen María con 20 citas de su nombre cada una. Hay 53 versículos en el Nuevo Testamento que se refieren a la madre de Jesús y 41 los referidos a María Magdalena. Este solo dato muestra la importancia de la Magalena sobre todas las demás mujeres, excluida la madre del Señor.

En primer lugar se estudiarán en este trabajo las referencias a María Magdalena que aparecen en los libros bíblicos, llamados canónicos. María figura también en los evangelios conocidos como “gnósticos” o “apócrifos”, tan antiguos como aquellos, que han ido surgiendo cada vez con más frecuencia en estos últimos años. A su vez, aparece en diversos “Hechos” y “Apocalipsis” de los siglos segundo y tercero. Finalmente, la historia del arte conoce cientos de pinturas que han intentado reproducir su efigie.

  • Editorial: TOPÍA
  • Paginas: 400
  • Idioma: Castellano
  • Peso: 450
  • Encuadernación: Papel
  • ISBN 9789871185603

Waldhuter Libros
Pavón 2636 - Bs. As - Argentina
Tel.: (54-11) 60914786
ventasweb@waldhuter.com.ar