(.) los a¤os del pasado se diluyen en la dorada y vaporosa atmosfera de la tarde veraniega del presente, somos otra vez ni¤os y nos recorre como un halito espiritual el barrunto de lo supremo que quiere revelarse en la capacidad humana. Asi escribia Hugo von Hofmannsthal diez a¤os despues de la temprana muerte de Edgar Karg von Bebenburg. Jamas se extinguieron en el la imagen del amigo y el sonido de los exaltados animos juveniles. Ninguna otra parte de su inagotable correspondencia epistolar se inscribe tanto bajo el signo de la juventud y de la amistad juvenil como la mantenida con Karg, ninguna ilumina tanto la juventud personal del poeta, su singular atmosfera y el circulo existencial de los jovenes aristocratas en aquella vertiente del siglo. No es esta una correspondencia epistolar literaria. Edgar Karg no era un intelectual, no era un artista. Cuando se encontro por primera vez con Hugo von Hofmannsthal, en agosto de 1892, en el Wolfgangsee, era un simple cadete de la Marina. La profesion de marino le traslado a lejanas regiones del mundo, pero una enfermedad pulmonar puso pronto fin a su vida. Edgar Karg von Bebenburg fallecio en junio de 1905, cuando aun no habia cumplido los treinta y tres a¤os. Estos dias, escribia Hofmannsthal a Bodenhausen, he perdido a uno de mis mas queridos amigos de juventud, una de las personas mejores y mas exquisitas, victima de una terrible enfermedad. En algunos aspectos recuerda las figuras talladas en madera, observa Mary E. Gilbert: asi debio de atraer Karg al poeta con su espontaneidad, con aquella vitalidad que irradiaba inalterable incluso bajo el sufrimiento, con su abierta cordialidad, su fidelidad y su receptividad henchida de sensibilidad. Era una persona capaz de comunicacion viva y pura, necesitado de aprendizaje y de buenos consejos. Hofmannsthal dedico en 1904 su ensayo epistolar Die Briefe des jungen Goethe (Las cartas del joven Goethe) Al teniente de navio E. K.. Pero esta amistad no se acreditaba tan solo en los nobles y elevados sentimientos que recuerdan los vinculos de los jovenes romanticos y nazarenos. Hofmannsthal ayudo a Karg con consejos practicos y aportaciones economicas y se esforzo por buscar soluciones a algunas situaciones embrolladas de su vida. Pero este dialogo epistolar es, sobre todo, testimonio de la atmosfera austriaca, vienesa, en la que se ha desarrollado.

  • Editorial: PRE-TEXTOS
  • Edición: 0
  • Peso: 400
  • ISBN 9788481918588

Waldhuter, La Librería
Av. Santa Fe 1685 - Bs. As - Argentina
Tel.: (54-11) 48126685
hola@waldhuter.com.ar