TEST DE RELACIONES OBJETALES (TRO).


El Test de Relaciones Objetales (TRO) está compuesto por 13 láminas que presentan la particularidad de fusionar el poder de dramatización sugestiva (típica del TAT) con la neutralidad temática (propia del Test de Rorschach). Puede aplicarse a sujetos de 13 años en adelante.

El TRO fue diseñado para analizar y valorar las actitudes hacia las relaciones objetales y, según el autor, aislar las principales variables dinámicas en los conflictos psicológicos. La base teórica del TRO se nutre de las concepciones psicoanalíticas de las relaciones objetales inconscientes de Melanie Klein y Fairbain, así como de las nociones sobre terapia de grupo de H. Ezriel y de las dinámicas conscientes e inconscientes de J. Sutherland. Objetivo: Evaluación de la dinámica de las relaciones objetales, exploración de las actitudes interpersonales.

Edad: Adolescentes y adultos.
Material: 13 láminas.
Administración: Individual.
Tiempo de administración: Variable. Aprox. 90 min.
Ámbitos de aplicación: Clínico. Investigación.

Equipo: • Manual
           • Juego de láminas
           • Protocolos de análisis e interpretación
           • Guía abreviada para el análisis

  • Editorial: PAIDÓS
  • Paginas: 350
  • Edición: 0
  • Idioma: Español
  • Peso: 870 gramos
  • Encuadernación: BLANDA
  • ISBN 9789501260687

Acerca del autor HERBERT, PHILLIPSON

HERBERT, PHILLIPSON

Herbert Phillipson, creador del Test de Relaciones Objetales, nació en Inglaterra el 16 de marzo de 1911 y fue educado a nivel escolar en Scunthorpe Grammar School y a nivel universitario en Hull University College, donde estudió principalmente inglés e historia. Durante la Segunda Guerra Mundial, formó parte de la unidad de Defensa Costera de la Artillería Real, posteriormente con el rango de Comandante en la Junta de Selección de la Oficina de Guerra para oficiales. Este grupo, que incluía a Henry Murray, creador del Test de Apercepción Temática (Thematic Apperception Test, T.A.T.) y a quien Philipson posteriormente dedicaría su Manual del T.R.O. de 1955, fue revolucionario en la introducción de la evaluación psicológica de profundidad en el campo de la selección de personal. Después de la Guerra, Herbert Phillipson se sumó a la Clínica Tavistock, donde trabajó hasta su jubilación en 1974 como Jefe de Psicología. Estuvo muy involucrado en el establecimiento del Instituto Tavistock de Relaciones Humanas. Un obituario escrito por Harold Bridger en un periódico inglés lo describió como una “figura clave en la creciente reputación internacional de Tavistock,” una persona “particularmente recordada por haber desarrollado cuadros sucesivos de talentosos jóvenes profesionales.” Al igual que Hermann Rorschach antes que él, cuyo test de las manchas de tinta tuvo su semilla germinal en cierto sueño “extraño,” el concepto del T.R.O. mismo de Herbert Phillipson surgió de una experiencia muy particular de las dinámicas de la imaginación humana. Esto ocurrió en 1948 mientras estaba trabajando con grupos en Tavistock, según lo narrado por él en su texto original de T.R.O.: En una sesión de grupo sucedió que en un pequeño pizarrón del salón había tres garabatos de varios grados de ambigüedad. El primero parecía estar claramente compuesto por cinco líneas con una nota musical sobre ellas, el segundo por dos líneas paralelas horizontales con otras dos yendo hacia un ángulo por debajo; el tercero por algunas líneas curvas y otras angulares las cuales pudieran tomarse como una representación de partes de figuras humanas. Después de aproximadamente veinte minutos, durante los cuales había sido difícil encontrar un tema común, y de muchos silencios, un miembro del grupo desvió la atención hacia los dibujos del pizarrón, y dijo que se preguntaba qué significado tendrían. Tres o cuatro miembros se le unieron de inmediato, uno dijo que quizás el salón era usado para algún tipo de actividad musical, otro dijo que quizás era usado para enseñar y que estos eran bosquejos explicativos para el alumno, y el tercero dijo que le parecía que las líneas de abajo representaban figuras sin cabeza, como si alguien hubiese sido ejecutado. ...Cada miembro individual del grupo pudo por lo tanto usar el estímulo... para representar una fantasía que resolvería el tipo de tensión particular que él o ella estaba experimentando (págs. 10-12). A partir de esto, el joven psicólogo inglés a la larga derivaría la visión para su ingeniosa serie de Láminas del T.R.O., las “formas aceptables” de sus figuras humanas medio mostradas (en comparación con las “formas casuales” de Rorschach) para la expresión de relaciones objetales internas: Una clara expresión de estas relaciones objetales dependerá de las posibilidades inherentes en la situación total de darle forma y significado al conciliar la estructura subyacente de la personalidad con formas aceptables de manera consciente (pág. 22). Herbert Phillipson murió el 30 de agosto de 1992 en Inglaterra; le sobreviven su esposa Mildred y dos hijos adultos. Con la publicación del T.R.O. por Tavistock Press en 1955, Herbert Phillipson entregó a la psicología un magnífico instrumento para la investigación clínica y científica de la personalidad humana, cuyo estudio y uso a lo largo de los años pareciera seguir iluminando el gran poder de su concepción original. La edición actual del T.R.O. de la presente editorial, la cual es la primera edición nueva y completa desde la original, está dedicada a la memoria de este verdadero pionero de la psicología, quien no recibió el reconocimiento que se merecía.

Otros libros de PHILLIPSON, HERBERT

Waldhuter, La Librería
Av. Santa Fe 1685 - Bs. As - Argentina
Tel.: (54-11) 48126685
hola@waldhuter.com.ar