La leccion de musica es un libro verdaderamente clave en la obra de Pascal Quignard, y el origen de Todas las ma¤anas del mundo. La existencia del musico y violista Marin Marais, un episodio en la vida del joven Aristoteles y la leyenda china en torno al virtuoso del laud Pu Ya componen los tres magistrales relatos que dan lugar a una profunda meditacion sobre la musica y la voz humana. Muy cercano en mas de un aspecto al universo de Borges, este libro -de culto- vuelve a editarse -casi veinte a¤os despues de su composicion- en excelente traduccion espa¤ola de Ascension Cuesta. La critica europea reconoce a Pascal Quignard como el mayor escritor actual de las letras francesas. -Sainte-Colombe, en verano, se encerraba en su jardin en una peque¤a caseta de tablones que habia levantado en las ramas de una morera, con el fin de tocar alli la viola con mayor tranquilidad y placer. Marais se deslizaba por debajo de esa caseta; alli escuchaba a su maestro y podia disfrutar de algunos pasajes y toques particulares con el arco que a los maestros del arte les gusta reservarse para si; pero esto no duro mucho, al darse cuenta Sainte-Colombe y cuidar de que su alumno no le escuchara mas.-

  • Editorial: FUNAMBULISTA
  • Paginas: 128
  • Edición: 2011
  • Idioma: Español
  • Peso: 225 gramos
  • Encuadernación: BLANDA
  • ISBN 9788493453213

Acerca del autor Pascal, Quignard

Pascal, Quignard

Pascal Quignard, nacido el 23 de abril de 1948 en Verneuil-sur-Avre, es un importante escritor francés. Además fue un indagador musical; violonchelista, fundador del Festival de Ópera y Teatro Barroco de Versalles, que dirigió; también escribió el guion del film Tous les matins du monde.

Se inclina por las lenguas y las literaturas antiguas, así como por la música: piano, órgano, violonchelo, violín y alto. Hace estudios de filosofía en Nanterre, de 1966 a 1968, donde es condiscípulo de Daniel Cohn-Bendit. Entre sus profesores se cuentan Levinas, Lyotard y Ricœur. Comienza una tesis, dirigida por el primero, sobre el estatuto del lenguaje en el pensamiento de Henri Bergson; pero los acontecimientos de mayo de 1968 se cruzan, y Quignard se aleja de la filosofía y de la Academia.

En 1968 quema sus pinturas y destruye sus primeros cuadernos de notas. Se centra en el instrumento familiar, el órgano, que toca durante los veranos que pasa en Ancenis. Entre sus inquietudes destaca ahora su pasión por la música barroca. Además lee a LacanFoucaultDerrida y sobre todo mucha narrativa, desde Las mil y una noches o los narradores orientales hasta la literatura romana, la medieval y el clasicismo francés.

Quignard entra en contacto con la revista L'Éphémère, animada por L.-R. des Forêts, Du Bouchet, Dupin, Picon, BonnefoyMichaux, Veinstein, Klossowski, de quien se siente cercano. La textura de los escritos de Duras y Ernaux, las frases de Des Forêts y Bataille, entre otras muchas cosas de éstos, le gustan al escritor.

Los Gallimard introducen a Quignard como lector de su editorial; y luego se integrará el escritor en su comité de lectura en 1976: ello le permitirá ahondar en las formas más dispares de la literatura de finales del siglo XX.

En 1994 abandonó todos los cargos públicos, y se aisló por completo para centrarse en la escritura.

Porque estás viendo "LA LECCION DE MUSICA" también te recomendamos

Waldhuter, La Librería
Av. Santa Fe 1685 - Bs. As - Argentina
Tel.: (54-11) 48126685
hola@waldhuter.com.ar